Historia de las básculas

955 871 608
Historia de las básculas

Una báscula es un elemento que se utiliza para pesar. Las básculas para pesar ganado son un buen ejemplo de ello. 

Y es que las básculas para pesar ganado son uno de los diferentes tipos de básculas que existen en el mercado actual.

Habitualmente, las básculas poseen una superficie horizontal y en el centro de ella se coloca el elemento objeto de ser pesado. En sus orígenes, las básculas romanas requerían de accesorios para colgar el elemento que se pesaba, pero, en este caso, al tener una superficie horizontal, se hace mucho más simple. Esta característica también permite que se pesen cuerpos grandes, por ejemplo, el ganado.

Hagamos un repaso por los diferentes tipos de básculas:

- Básculas de contrapeso: su funcionamiento se basa en un mecanismo con palancas donde se trasforma la fuerza que genera el peso del elemento que se pesa en fuerzas que se deben equilibrar con un pilón. Este tipo de pesos aún existen en algunos ambulatorios.

- Básculas de muelle elástico: estas básculas se basan en el principio de deformación elástico. Consiguen que elementos que miden la gravedad se llamen también básculas.

- Básculas electrónicas: probablemente son las básculas más utilizadas y conocidas en la actualidad. Este tipo de pesos muestran el peso en la pantalla que poseen. Utilizan diferentes tipos de sensores.

Las básculas que miden los pesos utilizando la deformación elástica tienen que calibrarse periódicamente para que no haya errores en las pesadas. La calibración trata de comparar varios valores, utilizando siempre un modelo de patrón. Los motivos por los que necesitamos calibrar un elemento son:

1. Obtención de un nuevo aparato.

2. Objeto golpeado.

3. Cambios ambientales que producen temperaturas más elevadas de lo habitual.

En S.I.P.A.C somos profesionales del sector. Estamos situados en Sevilla, donde podemos ayudarte a solucionar incidencias a través de los servicios que ofrecemos.

haz clic para copiar mailmail copiado